Suplemento: Afromexicano

$35.00

La denominación afromexicano describe al conjunto
de personas —ya sean agrupamientos, comunidades o
pueblos— que reconocen un origen o ascendencia de
personas procedentes del continente africano, llegadas en
una condición forzada o no, antes o después de constituirse
el estado nacional, pero que con el tiempo se agruparon en
familias y en la actualidad radican en alguna localidad del
territorio nacional en donde integran una unidad cultural,
social y económica.
Estas comunidades o pueblos se distinguen de otros por su
origen, historia, fechas, memoria, aspiraciones, organización,
visiones del mundo y demás elementos culturales mediante
los cuales expresan su conciencia de identidad, comunidad
y pertenencia. En consecuencia, cuando hablamos del
«pueblo afromexicano» o «afrodescendiente», nos referimos
al conjunto de comunidades que comparten elementos
propios, culturalmente diferenciados de otros pueblos y que
se han constituido en un acto libre, informado y consentido.
En ese sentido, la territorialidad no sólo se entiende como
el espacio geográfico que habitan, sino también el entorno
donde estas comunidades desarrollan su vida física, cultural,
espiritual, social, política y económica, de forma que ésta
también incluye los recursos naturales y lugares sagrados
e históricos.
Sin embargo, cada comunidad o pueblo elije el nombre
particular que le permita diferenciarse y señalar sus
características propias. Por ello, el deber de las entidades
federativas reside en expedir las normas necesarias para el
reconocimiento nominal de todas aquellas colectividades
que habitan en su jurisdicción, con lo cual garantizan
el derecho humano al nombre; siendo ésta una decisión
que corresponde única y soberanamente a cada pueblo y
comunidad genéricamente nombrado afromexicano. Así pues,
cada comunidad es libre de autonombrarse afromexicana,
negra, jarocha, mascoga, costeña, cocha, choca, prieta,
afroindia, afromestiza, afromixteca, afrohispana, afroitaliana,
afrocaribe, afrochina, etcétera, de acuerdo con su historia y
como lo considere conveniente.
José Samuel Aguilera

In Stock: 49 available

La denominación afromexicano describe al conjunto
de personas —ya sean agrupamientos, comunidades o
pueblos— que reconocen un origen o ascendencia de
personas procedentes del continente africano, llegadas en
una condición forzada o no, antes o después de constituirse
el estado nacional, pero que con el tiempo se agruparon en
familias y en la actualidad radican en alguna localidad del
territorio nacional en donde integran una unidad cultural,
social y económica.
Estas comunidades o pueblos se distinguen de otros por su
origen, historia, fechas, memoria, aspiraciones, organización,
visiones del mundo y demás elementos culturales mediante
los cuales expresan su conciencia de identidad, comunidad
y pertenencia. En consecuencia, cuando hablamos del
«pueblo afromexicano» o «afrodescendiente», nos referimos
al conjunto de comunidades que comparten elementos
propios, culturalmente diferenciados de otros pueblos y que
se han constituido en un acto libre, informado y consentido.
En ese sentido, la territorialidad no sólo se entiende como
el espacio geográfico que habitan, sino también el entorno
donde estas comunidades desarrollan su vida física, cultural,
espiritual, social, política y económica, de forma que ésta
también incluye los recursos naturales y lugares sagrados
e históricos.
Sin embargo, cada comunidad o pueblo elije el nombre
particular que le permita diferenciarse y señalar sus
características propias. Por ello, el deber de las entidades
federativas reside en expedir las normas necesarias para el
reconocimiento nominal de todas aquellas colectividades
que habitan en su jurisdicción, con lo cual garantizan
el derecho humano al nombre; siendo ésta una decisión
que corresponde única y soberanamente a cada pueblo y
comunidad genéricamente nombrado afromexicano. Así pues,
cada comunidad es libre de autonombrarse afromexicana,
negra, jarocha, mascoga, costeña, cocha, choca, prieta,
afroindia, afromestiza, afromixteca, afrohispana, afroitaliana,
afrocaribe, afrochina, etcétera, de acuerdo con su historia y
como lo considere conveniente.
José Samuel Aguilera