Suplemento: Hablando a la mexicana

$35.00

DEL PAÍS EN EL QUE CANTINFLEAR
Y CATAFIXEAR SON UNA PALABRA
PERO NO SIGNIFICAN LO MISMO, ES DE
ESPERARSE QUE HAYA UN MONTÓN
MÁS DE ESTAS «MEXICANADAS». QUE
SI USAMOS MUCHO LA CH POR CHIDA,
QUE SI LE CAMBIAMOS EL SONIDO A
LA X A DIESTRA Y SINIESTRA O QUE
SI ABUSAMOS DEL DIMINUTIVO, LO
QUE SEA, PERO: AL RESTO DE LOS
HISPANOHABLANTES LES CUESTA UNO
Y LA MITAD DEL OTRO ENTENDERNOS.
Por esa misma razón, Algarabía se ha dado a la tarea
de recopilar palabras y frases cotidianas del habla
mexicana, por lo que se imaginará lo mucho que se
le ha macheteado a este creciente acervo de términos,
palabras, frases y dimes y decires, desde que la revista
existe. En otras palabras, en nuestro suplemento
Hablando a la mexicana, podrá encontrar sustantivos,
adjetivos, verbos y adverbios y, evidentemente, todo
tipo de frases coloquiales; desde luego, aquéllos que
cualquier mexicano puede entender y aprender de oída,
sin meternos en regionalismos ni en el caló —que para
eso tendremos El Calonario, próximamente—. Así que…
¡a darle, que este suplemento no se va a leer solo!

 Agotado

DEL PAÍS EN EL QUE CANTINFLEAR
Y CATAFIXEAR SON UNA PALABRA
PERO NO SIGNIFICAN LO MISMO, ES DE
ESPERARSE QUE HAYA UN MONTÓN
MÁS DE ESTAS «MEXICANADAS». QUE
SI USAMOS MUCHO LA CH POR CHIDA,
QUE SI LE CAMBIAMOS EL SONIDO A
LA X A DIESTRA Y SINIESTRA O QUE
SI ABUSAMOS DEL DIMINUTIVO, LO
QUE SEA, PERO: AL RESTO DE LOS
HISPANOHABLANTES LES CUESTA UNO
Y LA MITAD DEL OTRO ENTENDERNOS.
Por esa misma razón, Algarabía se ha dado a la tarea
de recopilar palabras y frases cotidianas del habla
mexicana, por lo que se imaginará lo mucho que se
le ha macheteado a este creciente acervo de términos,
palabras, frases y dimes y decires, desde que la revista
existe. En otras palabras, en nuestro suplemento
Hablando a la mexicana, podrá encontrar sustantivos,
adjetivos, verbos y adverbios y, evidentemente, todo
tipo de frases coloquiales; desde luego, aquéllos que
cualquier mexicano puede entender y aprender de oída,
sin meternos en regionalismos ni en el caló —que para
eso tendremos El Calonario, próximamente—. Así que...
¡a darle, que este suplemento no se va a leer solo!

 

Weight1kg